Enfermedad del tétanos en los perros

La enfermedad del tétanos es muy rara en el perro pero cuando la contraen es muy temida por todo el mundo. La bacteria entra como en el caso de muchas otras enfermedades a través de las heridas, rasguños o mordeduras que pudieran tener. La incubación de la bacteria puede ser muy larga y lo que le hace al perro es interferir en el sistema nervioso.

Síntomas

Pueden tener espasmos musculares, no poder mantenerse de pie, ya que las extremidades se les tienden a coger una rigidez, la nariz se dilata, los labios se les estiran hacia atrás, las orejas permanecen rígidas y erguidos, estreñimiento, dolor al orinar, babeo excesivo, la cola se vuelve dura y tiesa. El perro se muestra ansioso y muy alarmado, al principio su temperatura es normal, pero rápido le sube a los 42 ºC o más y su respiración se le acelera.

Tratamiento

El perro tiene que estar en un ambiente tranquilo, si la herida se ve, se tendrá que hacer una limpieza quirúrgica y administrar penicilina vía intramuscular. Para los espasmos, se les administrará un tranquilizante.

Si la enfermedad estuviera avanzada, tendremos que hospitalizar al perro durante unos 3 o 4 semanas. Si el perro no pudiera comer por sí mismo, se le colocará una sonda de alimentación.

Se  mantendrá al perro en un ambiente de poca luz y poco ruido, ya que durante esta enfermedad, los perros son extremadamente sensibles al tacto, el sonido y la luz.

Podrán sedar al perro para evitar que se agraven los síntomas. Los medicamentos pueden ser utilizados para minimizar los espasmos musculares y convulsiones. Estos tipos de medicamentos animan al perro a permanecer tumbado durante Largo tiempo.  Por esto motivo, al igual que a los humanos, lo deberemos cambiar de lado a intervalos regulares durante el día, para prevenir que se desarrollen úlceras por presión.

Si estuviéramos en el caso de que el perro no sea capaz de respirar, se le colocará un tubo en la tráquea para facilitar la respiración normal hasta que los músculos se hayan recuperado de la infección. Si el perro no fuera capaz de orinar, se le colocará un catéter urinario.  Si el perro está estreñido, se puede usar un enema para aliviar el estreñimiento.

Prevención

Cuando el perro presenta alguna herida hay que lavársela con agua oxigenada, así le ayudaremos de que no contraiga la enfermedad.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Compártela!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *