Comida para perros

Desde el momento en que tu particular amigo ingresa en tu familia, ya es momento de tener decidido cómo lo alimentarás. Y como en materia de comida para perros las opciones son múltiples, si no tienes un poco de conocimiento o mínima experiencia, puedes llegar a cometer graves errores que redundarán casi de inmediato en la salud de tu mascota.

A decir verdad, elegir la mejor comida para perros no es tarea fácil, ante tanta publicidad engañosa en el mercado. En principio, te aconsejamos seguir ciertas pautas elementales.

En primer lugar, no existe duda de que los preparados industriales ofrecen mayores garantías que la comida casera. Pero, para elegir la más adecuada para tu perro, es mejor consultar con el veterinario y luego analizar la formulación de la comida que resulte ganadora entre las que tengas a consideración.

El secreto radica en la calidad de los ingredientes y en la proporción en que se encuentran incluidos en el alimento que vayas a adquirir. Todo dependiendo de la edad, tamaño, raza de tu mascota.

Es preciso tener en cuenta siempre que el perro tiene un aparato digestivo diferente al del ser humano y que muchos de los alimentos que tú disfrutas no son bien digeridos por el perro y terminan perjudicando a su salud.

Hay quienes insisten en alimentar a sus perros con la misma comida preparada para la familia, pero esto no es recomendable, por su elevado contenido en condimentos fuertes y sal.

Las necesidades de cada perro varían según su edad, tamaño, actividad y ambiente. En el caso de los cachorros, en cuanto llegan a su nuevo hogar, es conveniente presentarles ya la ración especialmente preparada para cachorros, remojada en caldo o en un poco de leche maternizada, aunque no es necesario que beban leche, ya que el calcio que la leche de vaca puede aportar a un perro es mínimo.

Cuando el perro es adulto, es recomendable seleccionar un alimento industrial para adultos que contenga las proporciones ideales de ingredientes, sobre todo que presente un elevado porcentaje de proteínas, que es lo que necesita para conservar su musculatura y órganos en buen estado.

Por otra parte, cuando el perro ya ha entrado en la “tercera edad”, es bueno mantenerlo con alimento especialmente diseñado para esa etapa de la vida, con mínimo aporte de calorías extra, a fin de no convertirlo en un animal obeso, que puede resultar tierno o simpático, pero no tendrá una vejez saludable.

Ten en cuenta estos aspectos a la hora de elegir la comida para tu mascota, y  tendrás un perro bien saludable.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Compártela!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *