Collares para perros

Es raro imaginarse un perro sin collar. Es que el collar es un accesorio fundamental para tu amigo canino, sin el que seguramente puede resultarte un poco más difícil educarlo.

Pero no debes usar un collar cualquiera, todo depende del tamaño y el temperamento de tu mascota.
Por eso es conveniente que te tomes tu tiempo al momento de seleccionar collares para perros, porque las opciones en el mercado actual son numerosas y no siempre la estética va de la mano de la practicidad o de lo adecuado según el caso. Puedes encontrar desde collares de cabeza y bozales hasta arneses.

Por otra parte, el collar debe cambiarse frecuentemente, a medida que tu perro crece, por lo que en el primer año de vida de tu cachorro deberás enfrentarte a esta compra con frecuencia.
Los collares pueden ser de nailon, algodón, cuero, y su calidad y precio son muy variables. Como regla general, para que un collar le vaya cómodo a tu perro, entre su cuello y el collar deben entrar dos dedos.

La mayoría de los perros usan collares del tipo sencillo, con hebilla, en tanto los de semi castigo o semi ahorque pueden utilizarse para aquellos más rebeldes o distraídos. Pero es preciso tener en cuenta que los collares de semi ahorque o ahorque no deben ser utilizados en perros con tráquea delicada.

Los collares ideales son los de cabeza, ya sea para perros temerosos, los más “valientes” o los independientes, así como para aquellos “destruye-todo”.
Pero para los que tienen tráquea delicada, lo mejor son los arneses, pues retienen el pecho y el cuerpo, antes que el cuello. Los arneses son ideales para los de raza Yorkshire Terrier o Carlino.

También existen collares meramente decorativos, otros para el uso de productos antiparasitarios y otros para el adiestramiento canino, que son recomendables en el caso de razas grandes y de temperamento fuerte.

En Internet y en los grandes almacenes de productos para perros podrás encontrar el collar que mejor se adapte a tus necesidades, bueno, a las de tu mascota. Elige con cuidado y pensando siempre en qué es lo mejor para todos.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Compártela!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *